Las constelaciones familiares

Próximo Seminario: Constelaciones familiares de la conciencia personal

7 y 8 de Septiembre

9h45 a 20h30
Calle Enrique Larreta, 1 – 1ºA
28036 Madrid
687 116 407

PRECIO PARA TODOS LOS SEMINARIOS

  • Ver tu Tema Personal – 150€
  • Asistir como representante – 90€

¿Porque son tan eficaces?

Muchos de los problemas disfunciones y sufrimientos que enfrentas, suelen están arraigados en acontecimientos del pasado de tu familia que no han sido resueltos.

Todo en el universo está organizado en sistemas conformados por elementos que se relacionan e influyen entre sí. Todos estamos inmersos e influenciados por varios sistemas. En este contexto, la familia es nuestro primer sistema de influencia. Un amor inconsciente y una lealtad “ciega” nos une indefectiblemente a su historia y pueden causar que reproduzcamos los asuntos no resueltos de sus individuos.  

Si un patrón de sufrimiento o de bloqueo se repite en tu vida, no lo dudes, es así. Para resolverlo necesitas algo más que tu esfuerzo personal. Es preciso recurrir al enfoque sistémico de las Constelaciones Familiares porque permiten revelar – remontando hasta varias generaciones anteriores  –  los lazos y fuerzas subyacentes a los que tú y los miembros de tu familia estáis sometidos inconscientemente.

La relación con los padres y con la familia es la base sobre la que construimos nuestras relaciones personales como adultos: Relaciones con la pareja, con el dinero, con el éxito, con tu salud, etc…

Esta terapia consigue efectos profundos no solo en tu vida y en la de tu familia sino en todos los ámbitos de tu vida porque restablece las órdenes del amor que han sido contravenidas.

La clave es amar en la sabiduría del sistema

Todo se basa en las 3 Leyes de las Órdenes del Amor: Orden, Pertenencia y Equilibrio, en las que el sistema familiar tiene conciencia “inconsciente” y exige que su sistema esté en orden. Escucha el lenguaje de tu sistema familiar.

  1. ¿Eres capaz de sentir que el amor fluye en la relación con tus padres? ¿Aprecias el hecho de que tu madre y tu padre te hayan dado vida? Si no, entonces algunas dinámicas familiares ocultas podrían estar afectando tu flujo de amor y tu capacidad para tener una relación más sana con el amor. ¿Has tratado de cuidar a tus padres desde que eras un niño? ¿Eres un segundo nacimiento, asumiendo las responsabilidades normales de ser el primero en nacer? Si es así, entonces puedes ocupar inadecuado en tu familia, lo que podría crear un sentimiento de carga y de desorden en tu vida.
  2. Estamos unidos a nuestros sistemas familiares por una profunda necesidad de pertenecer; Un niño hará cualquier cosa por el amor de un padre. El vínculo con nuestros padres y nuestro sistema familiar comienza incluso antes del nacimiento. Estas conexiones son una fuente de fortaleza cuando la energía dentro del sistema familiar es clara. Sin embargo, cuando hay una interrupción en el flujo de energía, Bert Hellinger lo describe como un enredo, el sistema familiar y cada individuo en el sistema, se debilita potencialmente. Ningún miembro de esa familia podrá acceder completamente a la fuerza que debe fluir a través de las generaciones como apoyo a la generación actual.
  3. ¿Sientes como si estuvieras dando más de lo que estás recibiendo o recibiendo más de lo que das? Hay una falta de equilibrio se manifiesta en tus patrones a la hora de dar y recibir sea en la relación de pareja, de amistad, laboral – excepto en la relación con tus padres en la que los hijos nunca pueden devolver aquello que han recibido: La vida y solo pueden devolver amor, agradecimiento y respeto . El equilibrio se altera cuando se entrega demasiado / muy poco o cuando se recibe demasiado / muy poco y provoca sufrimiento e incluso rupturas.

Tu Sistema Familiar siempre está buscando restablecer la armonía y el equilibrio por lo que cualquier desorden no resuelto se mantendrá activo a lo largo de la generaciones situando a sus miembros en determinados destinos en los que inconscientemente repetirán patrones de sufrimiento.

Preguntas frecuentes​

Las Constelaciones Familiares fueron descubiertas como terapia familiar por Bert Hellinger, sacerdote y misionero cristiano, pedagogo, filósofo, teólogo y psicoanalista junguiano cuando vivió como misionero entre los zulús de Sudafrica. Él mismo dice que fue con la arrogancia del misionero cristiano a salvar a los salvajes que finalmente lo salvaron a él.

 

Combina los métodos de la terapia sistémica y familiar, la dinámica de grupo y el análisis transaccional inspirándose de la fenomenología y de las tradiciones africanas.

  • Nuestro sistema familiar es una parte integral de nuestra psique

 “The Knowing Field” – El campo que sabe – ya es una realidad científica para la física cuántica. los campos mórficos llevan información, no energía, y son utilizables fuera del espacio y del tiempo sin pérdida alguna de intensidad después de haber sido creados. Son campos no físicos que ejercen influencia sobre sistemas que presentan algún tipo de organización inherente. 

Desde 1935 el físico Erwin Schrödinger notó una propiedad peculiar en la materia subatómica que llamó  “entrelazamiento” (entanglement, en inglés).  Esto es, cuando dos sistemas cuánticos entran en contacto entre sí permanecen conectados instantáneamente, como si fueran parte de un todo indivisible.

Estamos inmersos sin saberlo en campos de información -Inconsciente Colectico, Inconsciente Familiar, Inconsciente Personal- y podemos acceder a él.

  • Muchos sentimientos y síntomas no están ligados a nuestra historia personal

Tienen su origen en una “lealtad familiar” que quiere que una generación retome de forma inconsciente los conflictos sin resolver de las generaciones anteriores. Por amor a nuestra familia y con el fin de restablecer el equilibrio en nuestro sistema familiar, hemos tomado sufrimientos, deudas, culpabilidades o destinos trágicos que nuestros antepasados no han asumido.

  • La familia es un sistema vivo cuyos miembros son interdependientes.

Unos lazos invisibles nos unen a todos los miembros de nuestra familia, incluso a los que no hemos conocido o de los que no hemos oido hablar, y especialmente a aquellos que han sufrido un destino difícil. Estos lazos nos influyen y a menudo nos dominan. Son el origen de los problemas, los conflictos, los sufrimientos e incluso de las enfermedades que nos encontramos a lo largo de nuestra vida.

La Constelación Familiar revela los lazos que nos unen a los miembros de nuestra familia, en la relación padres/hijos y en la relación hombre/mujer. Expresa las Leyes que guían nuestras conductas dentro de estas relaciones. Aquello que no lleva al sufrimiento. Y lo que nos puede sacar de él.

Hoy en día, se ha ampliado el campo de acción de las Constelaciones por sus comprobados beneficios a cualquier ámbito imaginable (salud, amor, dinero, éxito, relaciones, estudios, etc..).

Por ejemplo las Constelaciones de la conciencia personal permiten resolver los conflictos del inconsciente personal y sanar las cargas herededas por la historia familiar.

Una constelación es la representación de un sistema (familiar, personal, corporal, laboral, etc..) por medio de una imagen configurada mediante personas u objetos. Durante la constelación, surge una imagen que muestra las dinámicas ocultas que presiden las relaciones entre los miembros/elementos del sistema planteado. Se revelan aspectos pasados ​​por alto, rechazados u ocultos. Esa imagen habla al inconsciente en su propio lenguaje, prescindiendo de los filtros y distorsiones de la mente consciente presa de sus creencias. Revela aquello que nos lleva a sufrir y lo que nos puede sacar del dolor.

Las constelaciones pueden ayudarte a descubrir más sobre tu herencia familiar, sobre tu salud, sobre tu psique, y también te permiten decidir en caso de encrucijada vital o toma de decisión.

El trabajo con constelaciones revela, mostrando sus dinámicas ocultas, los enredos, traumas, secretos y desórdenes con los que cargamos inconscientemente por nuestra herencia psíquica.

La realidad, vista y aceptada, es liberadora porque disuelve las implicaciones que resultan de lealtades inconscientes (amor ciego) y abre paso al equilibrio y a la reconciliación.

Desde la aceptación de lo que es, sin juicios ni condena, se pueden deshacer los lazos invisibles que atan al sufrimiento, al fracaso o a la enfermedad.

Se puede entonces intervenir para aliviar la carga de quien consulta y devolver el equilibrio al sistema en su conjunto.

Las constelaciones pueden generar emociones y sentimientos fuertes. Si te encuentras en una etapa muy vulnerable de tu vida, se recomienda acudir como representante y dejar el ver tu tema personal para más adelante. Es habitual recomendar acudir como representante la primera vez aunque no es un regla inamovible.

Existen diferentes alarmas que indican claramente que la Constelación y su enfoque sistémico son la terapia más adecuada y eficaz. En primer lugar, están los patrones de situaciones que se repiten a lo largo de generaciones:

Antecedentes familiares portadores de carga sistémica

– Familia recompuesta, divorcio, separación

– Crimen, abuso sexual, violencia

– Orfandad, adopción

– Separación temprana de uno de los padres

– Abortos, muertes en edad temprana

– Mala relación con familiares cercanos

– Guerra, genocidio, emigración, exilio

– Abandonar o ser abandonado

– Muerte temprana (antes de los 25 años aprox.)

– Enfermedad crónica, grave, mental

En segundo lugar, están las situaciones vitales en las que por mucho esfuerzo personal no conseguimos los cambios deseados. Éstas se pueden dar a nivel personal o profesional en cualquier ámbito:

Situaciones personales

– Tipo toma de decisión, encrucijada

– Celos y desconfianza, miedo a ser abandonado o a perder

– Relaciones familiares con padres, con hermanos y con hijos (hijos adoptados u abandonados, abortos, hijo anteriores de la pareja, etc..)

Reserva tu plaza

LUGAR:

C/Enrique Larreta, 1 – 1º A – 28036 Madrid

Todos los asistentes obtienen un beneficio trabajando directa o indirectamente, por efecto de resonancia, su tema personal y participando en las terapias Hellinger Ciencia. Los precios incluyen refrigerios con bebidas, bollería variada y dulces.