¡Enhorabuena! Aquí vas a descubrir los secretos de una buena relación de pareja.

Para ello, primero te voy a mostrar lo que podría estar ocurriendo cuando alguien no consigue, o no puede, mantener una pareja. Existen varias posibles causas que generalmente se solapan y refuerzan mutuamente.

EL FACTOR DESTINO – TU HERENCIA FAMILIAR

Seguramente te has preguntado a menudo por qué. Por qué no encuentras una pareja. Por qué no eres feliz en pareja. Por qué te abandonan o te engañan. Porqué eres tú quién se va.

Es importante que averigües si estás actuando bajo el poderoso influjo de tu inconsciente familiar…

Lo que llamo el factor “destino” es cuando la herencia psíquica de tu familia te lleva a repetir patrones de sufrimiento en cuanto a tu relación con la pareja debido a una lealtad inconsciente hacia el destino de algún antepasado que sufrió y no lo aceptó o que hizo sufrir en la relación de pareja y no asumió su responsabilidad.  Sufrimiento, responsabilidad y culpas no asumidas por los antepasados son herencias inconscientes para los descendientes en un intento del sistema por recuperar el equilibrio. Así, por amor ciego, algún descendiente va a atraer a su vida y a elegir personas que le llevarán a reproducir situaciones similares a las que vivió ese antepasado. Es un vano intento tanto más inútil y doloroso que, en lugar de sanar la situación, el nuevo sufrimiento por ese “destino heredado” mantiene activa la carga psíquica en la familia a lo largo de generaciones.

¿Existe algún patrón en tus relaciones? Observa si …

  • Te dejan / Eres tú quién se va
  • No tratas bien a tu pareja / Tu pareja no te trata bien a ti
  • Te engaña / Tú engañas / Ambos os engañáis

A mayor repetición del patrón, mayor indicación de carga en el inconsciente familiar.

Si solo has mantenido una relación o si no has mantenido ninguna, te resultará difícil poder establecer si hay un patrón repetitivo por lo que procura averiguar si algún miembro de tu familia también pasó por lo mismo que tú (soltería, abandono, maltrato, rechazo..).

Observa. Si vives un patrón o un paralelismo, existe indefectiblemente una carga en tu sistema familiar que te lleva a reproducirlo por ese amor ciego del que te hablaba antes.

En ese caso, mi rotunda recomendación personal y profesional es que acudas prioritariamente a las Constelaciones y otras terapias sistémicas del inconsciente familiar. Las terapias sistémicas te permiten desvincularte de los sufrimientos, bloqueos y culpas enquistados en el sistema inconsciente de tu familia. Con ello, te vas a quitar un grandísimo lastre.

Bien, supongamos que ya te has quitado las cargas de tu herencia personal que te lastraban. Has podido comprender los patrones limitantes que te impulsaban a entrar en determinadas situaciones y a atraer a determinadas personas. Eso te lleva a hacer cambios positivos porque cuando prestas atención a cómo haces las cosas, puedes decidir los cambios que necesitas. Esa nueva actitud te ayuda también a restablecer tu poder personal en una relación.

Ahora, voy a revelarte los secretos para conseguir y mantener una relación de pareja amorosa y estable. Podrás cambiar aquello que falla en tu relación y fomentar aquello que la favorece.

El secreto está en mantener un sano equilibrio entre las energías opuestas que actúan en la relación de pareja: Rechazo – Atracción y  Dar – Recibir.

EL FACTOR RECHAZO – ACTITUDES QUE REPELEN

Al mostrar alguna de estas actitudes en la relación se está literalmente creando un campo energético de rechazo a la pareja. El amor no puede fluir en estas condiciones. Estos son los perfectos repelentes de una buena relación:

Dar lástima

Cuando pretendo dar lástima estoy cargando a la otra persona con la responsabilidad de salvarme. Es cierto que muchas parejas expresan la relación “víctima – salvador” y se acomodan bien a ella en una confortable dependencia o necesidad pero tiene muy poco o nada que ver con el amor.

Culpabilizar

Culpabilizo a la persona y le impongo la responsabilidad de hacerme feliz. La culpa es un sentimiento que puede ir de desagradable a totalmente desesperante. La gente muere y se suicidad por la culpa. Quién quiere vivir al lado de una persona que te hace sentir culpable?

Amenazar

Contamino el amor con miedo y rabia. La amenaza es siempre un mal remedio. No se atrapan moscas con vinagre, sólo avispas. Cuando amenazo, debo estar dispuesta a cumplir mi amenaza o perderé mi poder personal. A dónde me lleva esto?

Evita las actitudes contraproducentes y ya tendrás hecha la mitad del proceso!

EL FACTOR ATRACCIÓN – ACTITUDES IMANES

En contraposición al factor rechazo, el factor atracción pone a tu disposición 3 maravillosos imanes del amor.

Respeto. Todos necesitamos sentirnos respetados, especialmente por una pareja. El respeto  va mucho más allá de la lealtad y, desde luego, de la fidelidad,. El respeto contribuye a construir una formidable corriente de estabilidad entre dos personas que se aman porque desemboca en la confianza del uno en el otro. Respetar su privacidad, sus decisiones personales, su derecho a equivocarse, su derecho a decidir sobre su cuerpo, su salud e incluso sobre su vida.

Libertad. Desde los tiempos más remotos, la libertad es un anhelo de la humanidad y la privación de libertad es un castigo perenne. Darle libertad es permitir que tu pareja decida sobre su vida. Puedes negociar pero no prohibir.

Amor. Es evidente que el tesoro de la relación es el amor. Pero qué es el amor? No me atreveré a darte una definición pero ten por seguro que el amor no manifiesta ningún Factor Rechazo y si incluye todos los Factores Atracción.

EL EQUILIBRIO ENTRE DAR Y RECIBIR

Tradicionalmente, nos han creado condicionamientos que tienen que ver con el sacrificio, la paciencia, la fidelidad, el perdón. Pero…

¡No nos han contado la verdad!

La amorosa armonía en pareja ocurre cuando ambos mantienen el equilibrio entre dar y recibir. Se consigue adoptando dos sencillas actitudes:

  • Cuando recibes algo bueno de tu pareja, le devuelves de lo bueno pero un poco más. Así la relación crece.

PERO

  • Si recibes algo malo de la pareja, es bueno que devuelvas de lo malo pero menos. Si devuelves lo malo en la misma medida o con mayor intensidad, mantienes la guerra activa. Cuando devuelves de lo malo recibido pero menos, sientes que has recibido justicia y tu pareja sabe que “ha pagado”. La escalada de frustración, rabia y rencor queda suspendida.

Esta nueva perspectiva en la relación que muestra las bondades de devolver algo de lo malo recibido en pareja es esencial. Afirmo que muchas parejas fracasan porque uno de los dos acepta demasiado lo malo . El otro, incapaz de vivir con “un santo”, se marcha de la pareja. En consulta esta persona a la que han dejado, dirá algo cómo “No lo comprendo, yo se lo daba todo”. Claro, pero no había el equilibrio imprescindible.

Si pones en práctica mis consejos y no ves frutos, puede simplemente que estés descuidando una relación clave para tu felicidad. Esa relación afecta a todas un cada una de las facetas de tu vida, Amor, éxito, prosperidad, salud… Todo, absolutamente todo, en tu vida se manifiesta en función de la armonía que reina en esta relación.

Es la única relación capaz de sanar las heridas y las cicatrices creadas por otras relaciones

Es responsable de dolorosos fracasos en la relación de pareja porque ponemos mucha intención y esfuerzo en cuidar todo aquello que tiene que ver con nuestra capacidad para atraer y retener a otra persona.

Adivina…

Si! Hablo de la relación contigo mism@. Cuando no te amas, todos tus anhelos de amor son un recipiente sin fondo y nada de lo que hagan por ti será suficiente para llenar ese vacío.

Si crees que tu felicidad y bienestar dependen de cualquier otra relación que no sea la que mantienes contigo mism@, te animo encarecidamente a iniciar el camino que te lleva hacia ti. Y para ayudarte, te ofrezco:

MI REGALO PARA EMPEZAR A AMARTE

Escucha gratuitamente mi Audio Minutos. Amar al bebé interior. Lo puedes encontrar en https://sophiehardy.es/audios/ . Habrá muchos audios más a lo largo del tiempo pero este es imprescindible.

Soy Sophie Hardy. Un beso

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *